Rutina diaria para cantar mejor

Si lo que te gusta es cantar y quieres mejorar cada día lo más recomendable que puedes hacer es que realices una rutina para el canto. Aquí te enseñaremos de qué manera debe ser realizada una rutina para cantar. Cada cuanto día y cada cuanta hora por supuesto, debe considerarse.

 Establecer una rutina para cantar suele ser sencilla cuando se tiene tiempo cantando y sabes de la materia. Pero cuando las personas van empezando en el mundo del canto puede convertirse en una tarea casi inalcanzable.

Sobre la rutina para el canto

En la experiencia que he tenido a lo largo del camino, me atrevo a decir que ha sido una tarea muy complicada. Es porque no contaba en ese entonces con toda la información que existe hoy en día. Más allá de esto, en aquel entonces los cursos para aprender a cantar resultaban ser muy costosos y no todos tenían acceso a ello.

Gracias al internet, esto ya no es un impedimento, todos podemos investigar y aprender todo lo que queramos saber. En este caso, saber una rutina para el canto y sin más que decir aquí te dejo de qué manera puedes realizarla. Debes de saber que una rutina de canto conlleva una serie de fases o pasos para realizarla.

Pasos para una rutina para el canto

  1. Para empezar, tómate algunos minutos para ejecutar algunos ejercicios básicos y cortos de relajación muscular. En este caso la cabeza la vamos a girar lentamente de derecha a izquierda o viceversa como si estuvieras diciendo que no. Luego de arriba abajo, aparentando decir que sí.

Por otra parte, vamos a girar los hombros en círculo de manera alterna, primero un hombro y luego el otro, teniendo los brazos caídos. Cada ejercicio lo realizaremos un mínimo de 20 veces y esto nos ayudará a estar relajados. Recuerda despejar tu mente al momento de hacer estos ejercicios.

  1. Ahora vas a tomar un tiempo más largo para calentar nuestra voz. En este caso, puedes hacer escalas de 5 tonos manteniendo la boca cerrada. Esto te ayudará a soltar más tu voz y que al momento de entonar se escuche mejor.
  1. Luego viene la parte de Vocalización, una vez calentada nuestra voz y nuestro cuerpo estamos listos para empezar a vocalizar. El trabajo con el registro de nuestra voz y las vocales es muy útil para un buen aprendizaje en el canto. Te sugiero que comiences con vocalizaciones donde uses el aire y el sonido.

Aquellas con globos, con R o con FU son buenas. Haremos dos diferentes vocalizaciones de este tipo. Ten en cuenta que la vocalización tiene que ser completa.

  1. Una vez hayamos realizado todos estos ejercicios, vamos al estudio de la música. Si has seguido los pasos hasta ahora de esta rutina en teoría has tenido que tardar una media hora aproximadamente. Ahora vamos a dedicar 30 minutos más para trabajar la música.

Estudia las canciones no importa si te dedicas solo a las partes difíciles o solo quieras trabajar algunas frases que quieras repasar vocalmente.

Conclusión

Mi recomendación para que puedas realizar esta excelente rutina de canto es que no trates de excederte pasando muchas horas cantando o practicando, aunque practicar te va a ayudar ten en cuenta que todo en exceso es malo.

No fuerces tu voz, este es tu instrumento y si lo dañas no podrás seguir cantando y de nada habrá valido todo el esfuerzo que has puesto hasta ahora. Sé paciente con tu voz y conquista cada una de las notas que te cuesten poco a poco.

Por último, pero no menos importante, diviértete con lo que estás haciendo y ten en cuenta que esto es algo a lo que le puedes sacar provecho en un futuro.

Leave a Comment